Friday, September 5, 2014

Relatos de Facebook: Casi 100

Esto ocurrió en la tarde de ayer al pasar brevemente por la casa de sus abuelos. Su abuela, sentada a un lado de la mesa del comedor, yo al otro, y de frente, el abuelo, leyendo el periódico, conversábamos. Mariela, de pie, empieza a hablar sin parar.
-“Mariela, ¿qué almorzaste hoy en la escuela?”, le pregunto.
-“Papas chorreadas”, me dice.
Miro a la abuela y empezamos a reírnos al ver el gesto de Mariela.
-“¿Y qué eso de papas chorreadas”, le pregunto.
-“Pues es una papa que son casi como papas majadas con vetejales, digo, vegetales o frutitas..”, dice
-“Vegetales, no frutas”, interrumpo.
-“Sí vetejales… Y las papas son como cuadraditas pequeñas como las que hace abuelita o así”, y va y saca de la nevera un queso blanco y empieza  comer.
-“¿Te gustaron? ¿Y qué más había?”, pregunto.
-“Si me gustaron, un poco porque como que picaba el vetejal, pero no comí el pollo que no me gustó”, dijo.

Entonces su abuela me comenta que Mariela debe comer más pollo y carnes, que quizás tiene hambre. Y yo le digo que espere a que le cuente de sus trabajos.
- “Mariela, cuéntale a tus abuelos cómo te fue en el examen de ciencias que tuviste”, le dije. “Mami, ese fue el que estuvimos estudiando aquí”, le digo a mi mamá y ella asintió.
-“Fue muy bueno. Yo saqué 71 eso es casi 100”, dice ella mientras su abuela y yo empezamos a reír.
-“¿Casi cien? ¿Qué te pasó?”, preguntó el abuelo.
-“Nada, que saqué 71 y eso es casi 100. Fue bueno y yo soy inteligente, pero a veces es difícil”, dijo.

Al poco rato nos fuimos porque tenía cinco tareas y debía estudiar para un examen de inglés que tendrá hoy, pero yo me quedé pensando en que la nota de ciencias no fue tan buena. Más tarde, cuando le revisaba las tareas le digo:
-“Mariela, me preocupa que sacaste 71 en ciencias. Tenías que estudiar un poco más”, le dijo.
-“Eso no es nada porque 71 es casi 100 mamá. Yo voy a estar bien y te voy a poner contenta. Ya verás que te tengo una sorpresita”, me dijo.

Una hora más tarde, entró a mi cuarto, me cogió de la mano, me puso una estola por la cabeza tipo árabe, aguantada por una diadema de flores y me obligó a bailar con ella por largo rato. Toda preocupación quedó en el olvido y empecé a reír.
-“Mamá, este es el baile de ponerse feliz. Recuerda que 71 es casi 100”, me dijo.




1 comment:

  1. Pero tan divina ella!!!!!!!!!!!!!! Este post es un 100!

    ReplyDelete